Soy La Realidad Absoluta del Ser

Mots-clés : 

Ce sujet a 0 réponse, 1 participant et a été mis à jour par  Lucia Montano Ferrer, il y a 6 jours et 1 heure.

  • Auteur
    Messages
  • #37315

    stephane
    Admin bbPress

    Génial

  • #38108

    stephane
    Admin bbPress

    Toujours là Marina
    Comme l’univers
    merci

  • #26910

    ABBA 3. – 28 Octubre 2018. Testimonios, Preguntas y Respuestas.

    Instalemos-nos algunos instantes en el gran silencio, a fin de que cada uno pueda acoger y acogerse en la misma evidencia y en la misma ligereza.

    …Silencio…

    Bien amados, vamos a continuar sencillamente nuestros intercambios y nuestras comuniones a través de los testimonios, preguntas e interrogantes.

    Invito a cada uno, ante todo a acogerse, en su totalidad y en su Verdad.

    Querida, te dejo la palabra para comenzar a hablar.

    — Voy a comenzar con un testimonio.


    — Hace ya unos meses que percibo esta Alegría permanente o casi. Yo misma misma me siento tan bien y en la vida, cada vez más, estoy cada vez más serena, hago cada vez más confianza a la vida.


    — Desde hace unos días, con las energías del momento, si puedo decir, siento constantemente este vaivén, bien y no bien, con mi persona, mi personaje, que trata de aventajar cuando en el fondo, sé que estoy muy bien en la Alegría.

    Querida, rindo gracias a tus palabras.

    No obstante, en lo que sucede desde hace algunos días como indicas, y como sois numerosos en vivirlo, existe efectivamente o bien puede existir, un sentimiento y una vivencia de oscilación extremadamente rápida que os conduce, efectivamente, de la Alegría a la persona. Así como dices tan bien, esto es visto y percibido, sólo puedes comprobarlo.

    Y sólo puedo invitarte a dejar siempre más la Alegría, a no interesarte de lo que viene de la persona, acogiéndolo y dejándolo magnificar y evacuarse, a través de tu fuego del Amor. Te conviene simplemente de observar lo que pasa, aunque sea desagradable y simplemente, en el instante siguiente, de reponerte en el instante presente, sin pedir nada, ni esperar nada, entonces el milagro de la Alegría estará de nuevo sin dificultad alguna.

    Como fue anunciado, y como se vive de un modo cada vez más intensamente, observan, según diferentes intensidades y escalas, a medida que hayan elementos en el seno de la vida ordinaria de este mundo que parecen cambiar, desmoronarse o modificarse. Comprobáis estos momentos de Alegría que les toman de improvisto, o que se establecen durante espacios más largos.

    Está justamente allí también, a nivel de la pantalla del mundo, esta contradicción doble, o este doble contraste, entre el caos aparente y la Alegría interior.

    Lo mismo ocurre con la persona que vive sus últimos instantes de lucha, los últimos momentos de resistencia antes de capitular en la intensidad de la Luz, a nivel colectivo.

    Conviene pues de no alarmarse. Existe, en vosotros y en cada uno, la misma marca. Esta marca es la de la Alegría, o por lo menos de la Paz y la serenidad, y que comienza desde ahora, para muchos que viven bajo una forma de éxtasis, o como dije; de Beatitud.

    No se preocupen de nada. Sabéis reconocer, unos y otros, los instantes y momentos en que la Alegría está presente, y los instantes o los momentos en que la persona trata de retomar cualquier control que sea.

    Les recuerdo que incluso en eso no tienen que emprender nada, si no es el de jugar de cierto modo, como dices en tu testimonio, el papel del observador que desde ahora no es más que tu Yo Eterno que no conoce ningún movimiento y que permanece inmóvil.

    La fijeza del observador, logrando ver tanto la Alegría como la persona en acción, en estas últimas veleidades de control, sólo puede dejarse pasar.

    Si adoptáis esta conducta, observáis, enseguida, la desaparición de lo que hacía resistencia, obstáculo aparente, o simplemente alguna costumbre residual de la vida en este mundo.

    Lo comprueban cada vez más a menudo y pienso que los testimonios van a ser innumerables en ese sentido, a medida que los días, no para Abba, sino entre vosotros, concerniendo vuestra vivencia o la risa, la Alegría, la ligereza, la serenidad, la Beatitud.

    Es como si reencontraban efectivamente lo que habían olvidado, lo que habíamos olvidado y lo que hoy se revela en totalidad.

    Como se ha dicho, la Alegría, el éxtasis, el íntasis, la Paz que toma todos los espacios, de manera cada vez más intensa en vuestra vida, con el fin de restituirlos la Vida.

    Esto hasta se celebra en este mismo momento.

    Esto va a desplegarse, cada vez más intensamente y cada vez más visiblemente.

    Ningún obstáculo puede valer, ni de manera individual ni colectiva, ante la inteligencia de la Luz.

    Ésta, desde ahora, progresa cada vez más rápidamente en términos lineales, y cada vez más extensamente en términos espaciales.

    Querida, podemos seguir, si quieren de momento, con otros testimonios antes de pasar a las preguntas.

    — Es el segundo testimonio.


    — Esta mañana, mientras que tomaba el desayuno escuchando el primer mensaje de esta sesión con Abba, en el momento de los últimos minutos, en el silencio, allí, en el acogimiento del instante, mis piernas se pusieron a vibrar.


    — Esta vibración subió hasta el Corazón y se expandió, la cabeza hacia atrás, boca abierta, ojos cerrados, el tiempo se paró. Unos sonidos, como un murmullo, llenaron mis oídos, unas lágrimas cayeron, unos sonidos salieron de mi boca con una dulce queja, una Alegría indecible me llenó y acogí este momento bendito. Ya no estaba más aquí, sino presente, al saborear este néctar divino y permanecí así un momento, antes de seguir desayunando, la sonrisa en los labios, con Alegría.

    ¡Qué bello regalo para empezar el día así! Estoy aquí con todos, doy gracias a cada uno de nosotros. Gracias.

    Querida, todos estamos individual y colectivamente contigo. Doy gracias por tu testimonio y aprovecho, por otra parte, para estipular algunos elementos.

    Conviene en efecto no atribuir a Abba en el exterior, lo que se celebra en vosotros respecto a esta Alegría, escuchando mis palabras. Porque mis palabras no son solamente las vuestras, sino son también las palabras que resuenan en vosotros, cualquiera que sea vuestro idioma y cualquiera que sea el sentido de mis palabras. No se trata aquí de un aspecto vibratorio, o un aspecto Luz.

    Prefiero evocar el término de resonancia común, para que vosotros-mismos se descubran, pues descubriéndose, me descubren, y descubriéndome yo os descubro. No se trata aquí de encontrar un maestro, ni de encontrar un discípulo, sino de entrar en perfecta resonancia, sobre una base de igualdad, porque eres tanto Abba como yo.

    La única diferencia que aún puede haber, es la intensidad de esta revelación y las manifestaciones de esta revelación, pero como vais a ser cada vez más numerosos en comprobarlo, aunque no comprendan mis palabras, en otro idioma que es el francés, poco importa.

    Que sucede está más allá ahora de la vibración. No se trata más de una resonancia ni una puesta en adecuación entre Abba que se expresa y Abba que escucha, que son exactamente lo mismo. Sólo hay una conciencia, todos somos Abba. Sólo hay un Abba, y una única conciencia.

    Es lo que viven, y que testimonian al improviso esta mañana, que sea escuchándome, que sea escuchándote, que sea en el seno de la naturaleza, que sea en cualquier circunstancia, porque las circunstancias sólo son pretextos desde ahora para la revelación completa de la Luz y sobre todo, de quienes sois más allá de toda identidad, como de todo mundo.

    Es en eso que sienten esta sonrisa, las lágrimas que caen, es la actualización completa para muchos, del Juramento y la Promesa sin ningún requerimiento, ni conocimiento alguno anterior, ni de proyección alguna, simplemente por vuestra acogida.

    Acoger, es hacerse disponible. Acoger, es liberar las trabas de los últimos velos y últimas resistencias del ego, de las costumbres de la persona, por las cuales sólo tienen que dejarlas pasar, viéndolas si quieren, pero sin comprenderlas, ni buscar interpretar.

    Como dije, la fatalidad de la Luz es una evidencia. No tienen que hacer nada, sólo tienen que ser y dejar ser sobre todo, lo que sois, más allá del ser. Así es como el ser se conjuga al no-ser y hace florecer vuestros labios, vuestros ojos, y vuestro Corazón.

    Lo que sucede desde ahora en estos días y en los venideros, permanecerá no como una experiencia, sino de manera indeleble, en vuestra vivencia del instante presente.

    Les aseguro que esto es cierto, que sólo tienen a estar en el silencio interior, en esta noción de acogimiento, espontaneidad y de holgazanería, para observar la misma sonrisa que reflorecerá en vuestros labios, vuestros ojos y en vuestro Corazón.

    Esto no está vinculado a Abba, en todo caso el que habla, sino al Abba que sois, porque no hay distancia, que no hay más distancia porque no hay más separación, porque hay el Uno, el Único.

    La actualización del Juramento y la Promesa se acaba con estos testimonios que serán cada vez más intensos, a medida de los días.

    No debemos en eso buscar alguna deidad, algún maestro, o algún gurú. Sólo vean en mí al humano simple, que es humano al igual que vosotros, y que sigue su camino humano y vive, al mismo tiempo, el redescubrimiento total, más allá de toda identidad.

    Sólo soy el resonador o el catalizador, si prefieren, que simplemente, en este caso, las palabras, más allá incluso su sentido, como dije, pone simplemente en resonancia la última parte íntima, y de vuestro ser que florece entonces en la conciencia, espontáneamente.

    Esto no está ligado a mi acción del instante. Está ligado simplemente a la resolución de la Anomalía Primaria que encuentra desde varios meses después, su resolución en una escala nunca alcanzada, permitiendo a muchos seres humanos, independientemente de mi, reencontrar a Abba, reencontrar el Juramento y la Promesa incluso antes del acontecimiento colectivo. El acontecimiento colectivo que, como dije y di a entender, se perfila en un horizonte muy cercano en términos lineales.

    Os pertenece, si lo desean, de ver lo que sucede, que sea dentro como fuera, porque en definitiva, vais a comprender y a vivir que no hay ni dentro, ni fuera, ni exterior ni interior, sino que sólo hay la Verdad.

    Y esta Verdad no necesita ni mundo, ni forma, ni tiempo, ni espacio, de ninguna conciencia, ni de alguna pregunta.

    Entonces, es cuando, se vive desde ahora, encontrareis en vosotros, aunque ese estado desaparezca temporalmente, porque sólo puede reaparecer, les llevará a comprobar, en el funcionamiento de vuestra persona, en este mundo, muchos cambios que conciernen tanto a las necesidades como a los comportamientos, como el modo de entrar en relación.

    La espontaneidad será natural. La Verdad será natural, no podrán existir más el menor compromiso, ni la menor máscara, ni el menor rol porque estaréis en aquel momento en la Verdad desnuda.

    Esta Verdad desnuda es el resultado de la inteligencia de la Luz que recorre a cada uno de vosotros, porque más allá de la identidad, antes de perder toda referencia visual, es decir cuando el ser le cede el paso al no-ser, y a la Beatitud Eterna.

    En ese momento, el ser y el no-ser se conjugan y en estos momentos, no puede haber el menor interés para lo que sea de ilusorio, para lo que sea pasajero.

    Estáis anclados en aquel momento, aquí mismo a través lo efímero en vuestra Eternidad y en vuestra verdad.

    Esto corresponde al gran vacío, al gran silencio, allí donde no hay necesitas, ni de visión, ni experiencias de la conciencia, ni incluso de la misma conciencia, ni de vibraciones ni energía.

    Así, este “todo es cumplido” toma un giro muy poderoso, y muy presente y que os lleva, literalmente, más allá de todo concepto, más allá de toda resistencia, como más allá de toda interrogante.

    Agradezco pues este segundo testimonio y vamos a escuchar y acoger el siguiente.

    — Entonces no es verdaderamente un testimonio. Es más bien una pregunta, no hay más testimonios.

    Entonces lo escuchamos.

    — Buenos días ABBA.

    — Te envío este mensaje por la noche del 26 al 27 de octubre porque me siento desamparado. Saber que los 132 días concluyan me había proporcionado tal Alegría, que mi decepción es inmensa. Creía que íbamos a vivir finalmente la apoteosis de asa-planeta, que seríamos liberados de nuestras capas. Puede que no haya comprendido nada al escenario del final de los tiempos. Sea lo que sea, no consigo dejarme atravesar por esta oscuridad del Corazón que me invade.


    — Ya no tengo más suficientemente coraje para plantearme vivir todavía sobre Tierra.


    — Cómo atravesar esta prueba, me siento desamparado, más una onza de ligereza, no siento hasta más en segundo plano, la Alegría que vivía en mí, sin embargo, desde hace meses.


    — Gracias por tu presencia, saber que puedes escucharme ya es de gran ayuda para mi.

    Bien amado, expliqué esta mañana durante el satsang, lo que ocurría desde ahora: las fechas, no hay que buscarlas más, tú mismo lo dijiste, efectivamente, los 132 días han pasado.

    El único cambio en el programa que había sido anunciado, es el hecho que hayamos vivido, cada vez más extensamente, incluso antes del acontecimiento, la Resurrección.

    La Resurrección debía sobrevenir, según el programa y el plan establecido por la Inteligencia de Luz, sólo después del proceso llamado; la éxtasis.

    Sois pues portadores y se volvieron vivos, pero, sin embargo, como sabéis y como dices muy bien, tu cuerpo y este mundo todavía están presentes.

    Conviene pues de componer, no haciendo esfuerzos, sino aceptando, como dijiste, de atravesar este sentimiento de desesperación hacia una fecha, que está, sin embargo, bien pasada. La apoteosis se vive y te señalo que la apoteosis no está en relación con el acontecimiento. La apoteosis se vive ahora. Ella acabará, efectivamente, en el momento del acontecimiento.

    El acontecimiento está a vuestra puerta. Cuando digo; está a vuestra puerta, no se trata de años. Se trata de días, de horas, de semanas o meses, nadie lo sabe.

    Y es durante este período que hay dar las gracias y agradecer por estar todavía en este plano, a fin de permitirles a innumerables hermanos y hermanas de vivir esta Alegría.

    Como también dije, las oscilaciones se vuelven cada vez más visibles y perceptibles.

    Todo el problema viene de la identificación a la persona, como dices, y lo vives hoy. Esto no es grave. Es simplemente un momento que pasar, como dices; no logras atravesarlo.

    Entonces déjate simplemente atravesar, no decidas nada. Acepta y acoge. No busques eliminar lo obscuro de tu Corazón. No pienses en la Alegría, que te parece haber perdido, permanece inmóvil, silencioso, no pidas nada, no esperes nada, y deja ser lo que eres, que no tiene nad que ver con lo que sientes, en lo que describes.

    Pero la inteligencia de la Luz sabe perfectamente lo que está más adaptado para cada uno, porque también eres la inteligencia de la Luz, aunque en algunos momentos, te parezca no estar más alumbrado, o entrar, no enojado, sino en la desesperación, que crea, a nivel de esta desesperación aunque no sea duradera, esta tensión hacia el abandono, que te va a conducir a dejar la Alegría reaparecer de nuevo.

    Lo que ha sido vivido una vez en relación a esta Alegría y este fuego del Corazón, o bien el Corazón ascensional, jamás podrá desaparecer.

    Lo mismo ocurre, a nivel de la abertura de lo que es llamado los chakras, hace muchísimo tiempo, cuando la vaina de los chakras fue perforada, nunca más podrían estar cerrados.

    Lo mismo ocurre con la Alegría. Basta con haberla vivido una vez, aunque hoy te parezca estar lejos, es simplemente porque tienes efectivamente que mirar y que dejarte atravesar, simplemente esto y nada más.

    Así, perderás también la costumbre de buscar una fecha, para buscar un acontecimiento. Ocúpate de las fechas si te interesan, concerniendo al desarrollo de los acontecimientos en el seno de la ilusión. Pero del encuentro de la ilusión con la Eternidad, en el acontecimiento colectivo y el acontecimiento final, no puede ser tu salvoconducto. Es una certeza. Es una Evidencia. No hay ni retraso, ni prisas.

    Hay simplemente la inteligencia de la Luz que está manos a la obra, y que es mucho más inteligente que lo que pudieron decir los Ancianos y las Estrellas, porque ellos no conocían la fecha.

    Sabíamos efectivamente, unos y otros, la finalidad de lo que se celebra, ya que todo se ha cumplido.

    Nos queda simplemente a caminar todavía sobre el reloj del tiempo, algunos pasos necesarios para acompañar la Luz y acompañar los hermanos y hermanas en su descubrimiento de sí mismos. Que esto pase por palabras, por el silencio, que esto pase por la música, por el arte, por todo lo que pueda emanar de vosotros cuando estáis Alegres, no hace en definitiva ninguna diferencia, porque el resultado siempre será el mismo, el de magnificar la Alegría y sobre todo de ejercer y demostrar el contagio de la Alegría.

    En cuanto al éxtasis y la Beatitud, ellas también se volverán contagiosas. El contagio del que hablo al instante, es exactamente, dicho de otro modo, lo que se hubo podido responder en uno de los testimonios precedentes.

    No soy yo quien actúa, ni sois vosotros quienes actúan.

    Es en el hecho que seamos dos, en el silencio y en el acogimiento, que revela la Verdad, y nada más.

    Si sois capaz de hacerlo, a solas, frente a frente, entonces lo vivirán del mismo modo.

    Esto reforzará vuestro sentimiento y vuestra vivencia de estar más allá de la forma, y de ser simplemente esta Alegría desnuda y de ser Abba, más allá de toda identidad.

    Las oscilaciones van a durar, serán cada vez más breves, a pesar de su intensidad. Estas oscilaciones os van llevar a comprobar en el espacio de algunas horas o algunos días, el predominio de la Alegría, independientemente de lo que hayan vivido de obscuro unos minutos antes, unas horas o unos días antes.

    No hay que alarmarse por ello, tanto más que a nivel colectivo, la Ascensión colectiva ha sido activada hace muchísimo tiempo, la Ascensión individual llega ahora, y que en este proceso de ascensión individual, que algunos elementos pueden presentarse en el seno de la conciencia.

    No se trata ni de recaída, ni de error, ni de falta, ni de cualquier responsabilidad, sino es el juego de la Luz colectiva que os impacta a nivel individual.

    Hace algunos días, un cierto número de emociones han sido liberados a nivel del colectivo humano, de la conciencia de Gaïa. Participaron, independientemente incluso de vuestra propia conciencia, en el metabolización de estos elementos emocionales ligados al plexo solar.

    Entre los sensitivos, fueron numerosos, incluso sin algún problema anterior, a sentir esta gravedad o esta molestia a nivel del plexo Solar.

    Bastaba simplemente, lo sabrán para la próxima vez, porque habrán otras, que cuando siente este tipo de cosas, sobre todo, no lo interpreten, ni lo analicen, ni lo cuestionen, pónganse en el instante, en la Alegría, y dejenlo atravesar.

    Naturalmente, para los sensitivos, sentirán el flujo de energía, el flujo de vibraciones y el flujo de Luz, que eran dolorosos al nivel del plexo Solar, subir a través del Corazón, hasta la garganta.

    Allí también, al nivel de la garganta, sois numerosos en haberlo comprobado, y eso, por otra parte, desde hace numerosos años, que existen muy numerosos pasos que se efectúan al nivel del Chakra laríngeo. Lo mismo ocurre con la eliminación, esta vez colectiva, pero que pasan a través del individuo, y vuestro ser, que permite a las emociones generadas por el caos metabolizarse.

    Es el acompañamiento por vuestra presencia, el acompañamiento por vuestra Alegría, por esta epidemia que se produce y que se confirma cada día un poco más, lo que ayuda muchísimo y amortigua el Choque de la Humanidad.

    Sólo puedo repetir que la inteligencia de la Luz sabe perfectamente la cronología y el desarrollo de cada una de las etapas minuciosas de cada uno, como del conjunto del colectivo, así como las interacciones existentes entre todas las conciencias presentes sobre la Tierra.

    Es esa alquimia, la que va a acelerar el proceso considerablemente, es esta alquimia a pesar de vuestras oscilaciones, que van a magnificar la Alegría y desplegarla aún más, tanto en vosotros individualmente, como colectivamente. No puede haber ninguna otra alternativa. No puede haber ningún error. No puede haber ningún retraso.

    Lo importante hoy, lo repito, cualquiera que sea la urgencia del acontecimiento colectivo, no es tanto este acontecimiento en sí, sino la Resurrección que vivís, porque todo está allí contenido. El Juramento y la Promesa, por supuesto, pero la revelación no solamente de los elementos de la conciencia que se apaga y se aleja de vosotros, hasta la multidimensionalidad, poniéndoles a desnudo y permitiendo metabolizar las últimas costumbres ligadas a este mundo, colectivas como individuales, a través de vosotros.

    Todo es perfecto. Por supuesto, el que está en momentos de decaimiento no ve la perfección. Pero mirando alrededor de él, ve bien que esto se propaga, de lado a lado, progresivamente, que sea por vuestros medios virtuales, incluso, que sea en el seno de la familia, al otro lado del planeta.

    Lo que se celebra a nivel del caos, que sea el caos colectivo o el caos oscilante que algunos pueden vivir en algunos momentos, no tiene ninguna importancia, porque como sabéis, le vivieron, la Alegría que habían vivido y lo que parece interrumpirse para algunos, algunas horas o algunos días, sólo puede reaparecer. No hay otra alternativa allí tampoco. Sean simplemente vigilantes para no reaccionar como antiguamente, a no funcionar, de manera sistemática, en la acción-reacción.

    Recuerden, en cuanto vivieron la Alegría, aunque sea sólo algunos minutos, la Unidad está allí, aunque manifieste la dualidad.

    Les incumbe entonces, a cada uno, de dejar metabolizar este antagonismo, esta aparente paradoja.

    Y les aseguro que, allí también, detrás sólo hay la Alegría, sólo hay la éxtasis y la Beatitud.

    Tocando el estadio del éxtasis y de la Beatitud, entonces concientizan, si puedo decir, que no sois la conciencia y que sois independientes de todo esto.

    En aquel momento, la Alegría nunca más podrá desaparecer, incluso en el momento de las oscilaciones. Podrá tal vez sentir la circulación de la vibración y de la Luz que llega a lugares un poco pesados y subiendo con naturalidad a nivel del Corazón, y que se evacuan. No tienen nada que hacer, incluso a este nivel. Y lo vais a comprobar muy rápidamente.

    Y cuando comprueben la eficacia y la inteligencia de la Luz, sólo podrán estar conformes. Y sólo podrán detener todo esfuerzo, en vistas a lo que sea concerniendo quiénes sois. Estáis realmente, en la unión del ser y del no-ser.

    No está prohibido, incluso en esos momentos de bajón, como dices, llamar a Abba, en ti. No estas obligada a poner en eso la forma del que habla, simplemente, ponerlo en ti, que de hecho, sólo es volver a ti misma, por ti misma, en el Corazón del Corazón.

    El pensamiento, la Luz sigue el pensamiento, así es el principio de la matriz Crística.

    Es evidente que si viviendo esos momentos de desesperación, de enojo, o despecho, con respecto a los 132 días, que ya pasaron, sólo les incumbe a asumirlo en vosotros, no para alimentarlo.

    Pero recuerden, en aquel momento, no yendo a buscarlo en el pasado, sino reactivándolo por vosotros mismos, sin pedir nada, piensen en la Alegría, en el Corazón, y la Luz seguirá vuestro pensamiento, es así de simple.

    Pero no piensen en lo que sienten y lo que sólo pasa, en estos momentos de decaimiento. Adopten esta estrategia y sólo podrán estar colmados.

    …Silencio…

    El final de la historia, personal como de la Humanidad, como de la creación, desvela en vosotros, lo que ha sido explicado muy ampliamente, la cocreación consciente.

    Entonces, ¿qué hacen con esta cocreación consciente? Utilicen vuestro pensamiento. No para apelar, ni para pedir. No se trata aquí de oración, se trata de estar en acogimiento. Se trata de acoger y de ser. En aquel momento, la palabra Alegría bastará para reinstalarla en el Corazón, sin dificultad.

    Pero para esto, no hay que dar peso a lo que ya es pesado.

    Hay que dar peso a lo que os parece haber desaparecido, y que sin embargo está siempre allí.

    Es simplemente el punto de vista, el emplazamiento de vuestra conciencia que os hace creer que esto ha desaparecido, que os hace creer que estáis mal.

    Esto no puede durar. En cuanto sientan las oscilaciones, tendréis rápidamente en vosotros la solución.

    Les di una, pueden haber otras, pero las encontrarán espontáneamente, en cuanto no resistan, en cuanto no recaen en los antiguos esquemas de funcionamiento, ligados al mundo que se apaga, donde debían reaccionar.

    El mundo de la Alegría, el mundo del Amor más allá de la forma, no es un mundo de causalidad, no es un mundo de reacción, es un mundo de pura Alegría, que no es un mundo, de hecho. No es un espacio, no es un tiempo. Sólo es Alegría.

    Lo vivieron, por momentos, a veces, durante varios meses, como se ha dicho en esta pregunta, poco importa.

    Cuando algo os atraviesa, déjenlo atravesar, sólo piensen en la Alegría, no piensen en nada más. No para pedirla, porque si no pondrían cierta distancia, sino piensen simplemente en la Alegría, y en nada más. Piensen en Amor, sin algún concepto otro que el pensamiento puro. En aquel momento, y pensando luego en el centro de vuestro pecho, en el Corazón del Corazón, como fue llamado, entonces lo vivirán, de modo cada vez más seguro.

    Allí también, no os puedo convencer, os pertenece a vosotros-mismos de convenceros. Y eso sólo os podrá convencer, porque no puede ser de otro modo. Si no es hoy, esto será mañana que lo vivirán.

    Pero, ante todo, hay que evitar darle peso a una emoción, o a un estado mental pasajero. ¿Si no, qué va suceder? Como el cuerpo de carne y la persona todavía están presentes, aunque esté liberada de sí misma, por la Luz, vais a dar densidad a lo que justamente está perdiendo su densidad, incluso en la intensidad de lo que vivís, en esta recaída.

    No hay ni bajo ni alto, sólo hay permanente equilibrio, sólo hay Inmanencia, sólo hay el Corazón del Corazón, allí donde no hay más mundo, allí donde no hay más visión, allí donde sólo hay Alegría, que no necesita ningún soporte, ni de alguna explicación.

    Estáis en vuestra hogar. En Eso.

    Sois arrendatarios en todo lo que sucede, pero sois propietarios de la Alegría, porque sois la Alegría y es él Yo eterno que lo ve y que lo vive.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Es el mismo tipo de pregunta pero creo que habrías respondido. Más vale hacerla a pesar de todo.


    — He aquí: Para Abba, vivimos los 132 días. ¿Entonces, puede decirnos el desarrollo cuándo tendrá lugar el acontecimiento? Gracias.

    Bien amado, el acontecimiento tal como es llamado se producirá cuando deba producirse.

    Él es inminente, lo dije y lo repito, en términos de horas, de días, de semanas, incluso de meses. Pero es todo.

    Lo importante no es eso. Lo importante es la Alegría y la Resurrección, porque cuanto más estarán en Alegría, más vivirán y se acercarán al éxtasis, incluso por momentos, y más vivirán la Beatitud, más vais a atraer, de manera colectiva, el acontecimiento.

    Como sabéis, lo dije, hay innumerables factores que interaccionan unos con otros, en este encuentro, en lo que sucede. Sois uno de los elementos de ello.

    Y más estarán próximos al éxtasis y la Beatitud, más comprobarán el caos que crece al exterior y más comprobarán que vuestra Alegría y vuestra ligereza crecen. Es apoyándose en eso sin pedir, ni esperar nada, que obran en los talleres de la descreación, en los talleres de la Vida, y no de otro modo.

    Vuestro único medio de acción, si puedo decir, es justamente no actuar y dejar la inteligencia de la Luz actuar. Ella lo hará mucho mejor que vosotros, mucho mejor que cualquier terapeuta, y mucho mejor que Abba, porque aceptando eso, aceptan el sacrificio y aceleran el sacrificio en sí mismo, que es también un momento de Alegría y no de sufrimiento.

    Además, todavía no tenemos testimonio en relación a eso, porque esto acaba de suceder, desde hace dos días, lo vais a comprobar, cada día, porque hay cada vez más hermanos y hermanas que no pueden parar más de reír, ni de sonreír, que no pueden parar de cantar, que no pueden parar de crear, como si una vida nueva efectivamente les atravesara.

    Y lo que les atraviesa, sólo es la inteligencia de la Luz, la de vuestro Corazón de Eternidad, la de vuestro Corazón del Corazón, la del Abba que sois, que les aporta todo lo que es necesario para llevar a cabo lo que se celebra, por sí mismo, aunque sea gracias a vosotros, pero no es para vosotros que se produce. Pero participáis en ello. Y, ni incluso por mí, ni por la Tierra, ni por Nibiru, ni por los malos chicos, sino simplemente por la resultante de todas estas interacciones.

    Sois uno de los elementos de esta interacción, y hoy, puedo decírselo, aunque no haya nada por hacer, es vuestra responsabilidad aceptar este ‘no hacer nada’ y de dejar la inteligencia de la Luz hacer. Si aceptan esto, con honradez y sinceridad, entonces estáis en las puertas de la Beatitud. Seréis bienaventurados, no seréis concernidos más por cualquier elemento de la ilusión, sin huir por eso vuestra vida, pero se volverán la Vida, mucho más que vuestra vida.

    En aquel momento, como lo declamaron innumerables místicos, entre los Ancianos, y entre las Estrellas, sólo demarcan lo que estáis viviendo. Tenéis la misma finalidad que Ma Ananda Moyi, y la misma finalidad que Rumi, que Osho, puesto que sois Abba. Y que a parte de la Alegría y la Evidencia, no hay nada más. Eso se basta por sí mismo.

    Así es como descubrís la ilusión de la creación, y como descubren y afrontan las quimeras de los pensamientos, encierros, y todas las condiciones degradadas de vida sobre la Tierra, que eran todo excepto la Vida, sino la amputación de la Vida.

    Aunque sobre Tierra, efectivamente, que tal vez tengan la oportunidad encontrar, existen pueblos de la naturaleza que, a pesar del confinamiento de la Tierra, no lo vivieron y en particular los Elfos. Como ha sido explicado ampliamente.

    Pero hoy, retengan sobre todo que cualesquiera que sean las experiencias que todavía son vivibles, que sea en la naturaleza, cerca de los pueblos de la naturaleza, en meditación, si quieren, con cristales, si lo desean, es lo mismo, lo importante no está allí. Sólo son pretextos y muletas, hasta el momento en que la Alegría será tal, que nada más podrá emerger, otro que la Alegría. En este momento, será la Beatitud y será Eterna, y coincidirá efectivamente, con el regreso del acontecimiento.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Esto es una pregunta de un hermano de Brasil:


    — Jesús dijo; “Busquen la Verdad, y la Verdad os hará libres, pero estamos al final del Apocalipsis y la revelación de la Verdad no ha tenido lugar. Los manipuladores de esta humanidad siguen en el poder. ¿Estas fuerzas negativas serán retiradas de la Tierra antes del gran acontecimiento?

    Bien amado, han sido retiradas, desde hace mucho tiempo. Lo que queda, simplemente, son las costumbres, los mecanismos de funcionamiento que giran en cierto modo en rueda libre, memorias y fantasmas. Todo esto no es verdadero.

    La Verdad se ha revelado, y continúa cada día. Estamos efectivamente, como dijiste, al final del Apocalipsis, de la revelación. El Cristo lo ha dicho: ‘nada de lo que le fue escondido permanecerá escondido’. Es efectivamente el caso.

    Pero en esto, la Luz ha llegado, no según un plano establecido, tal que esto les ha sido anunciado, pero implicando la Resurrección. En esta Resurrección, como dijimos, sólo hay la Alegría. La Alegría viene a recubrirlo todo.

    Entonces tal vez, que en lo que te concierne, esperas demasiado esta revelación al exterior, más que vivirlo en el interior. Porque ante todo, la Revelación es la revelación de lo que eres más allá de toda forma, como de toda conciencia. Allí está el verdadero milagro, a través de este cuerpo, y justamente, a través de este mundo que todavía te parece en pie, pero muy poco. Sólo hay las apariencias que están, a través de la mentira, a través de lo que todavía trata de ser camuflado.

    Pero evidentemente, nada puede desde ahora camuflar o enmascarar la Luz. Pierdan la costumbre de buscar un acontecimiento, antes; más bien vivan el acontecimiento.

    Algunos vivieron, que sea en sueño, que sea una premonición, en intuición, o a través de la vibración, por un sentimiento de muerte inminente, a nivel del agujero negro del Corazón, por un sentimiento de marcharse. En este momento, la Alegría está allí.

    De hecho la Revelación no es la revelación de la historia. Esto ha sido contado por innumerables voces, por innumerables Ancianos, Estrellas, por miembros de la Confederación intergaláctica de los Mundos Libres. Pero todo esto se ha acabado. Sólo veis los restos de lo que se mantiene de pie por costumbre, y no por alimento. Entonces no te preocupes por eso.

    Pero la Revelación más importante no es la revelación, ni de la falsificación, ni del confinamiento. Es la Revelación de lo que Eres. Porque la Revelación de lo que Eres, más allá de toda forma; pone fin a toda historia, así como a todo mundo.

    La Verdad es algo muy peligroso. La Verdad pone termino al mundo. Y lo vivís. Entonces dejen este mundo morir, sin alimentarlo demasiado. Dejen este mundo morirse acompañándolo con risas y Alegría y júbilo.

    No se ocupen de nada más. Olviden toda anterioridad. Hasta olviden el desarrollo de la historia, porque no hay más historia que valga. Olviden las fechas, porque en la Alegría no hay ninguna fecha. Y en la Beatitud, no pueden existir ni el menor tiempo, ni el menor espacio.

    En esta Beatitud, la persona que es lo que es, hoy, con respecto a todavía hace algunos años, el trabajo se acaba así para cada uno. No tienen nada más a emprender.

    Lo repetiremos cada vez más extensamente, hasta que lo vivan. Entonces en aquel momento, habiéndolo vivido, comprobarán que no podrán vivir nunca más las oscilaciones y que la Alegría permanecerá eternamente, cualesquiera que sean los acontecimientos de vuestro cuerpo, o bien de este mundo.

    Habrán entonces otorgado en vosotros, y viven en vosotros las palabras del Cristo «estáis sobre este mundo pero no sois de este mundo». Y yo hasta diría que no sois ningún mundo. Más allá del origen estelar, más allá de la creación, sois anteriores a todo esto.

    Y estarán siempre allí, al final de la creación. Esto es la Verdad. Todo el resto sólo son verdades históricas que no tienen más curso ante esta Verdad absoluta. Te invito a vivirlo y a alimentarlo, y de, un poco menos allí también, alimentar la mirada del mundo, sobre todo en cuanto a la locura de los hombres.

    Pero tienes numerosos signos que están presentes y accesibles para cada uno, que sea en los elementos de la Tierra, por la acción de los Jinetes, como ha sido explicado en numerosas ocasiones por las hermanas Estrellas, en particular amerindias, de mirar el cielo porque allí también numerosos elementos han sido dados por todos los profetas, por todos los videntes, en esa época, en todo lugar y esto hasta se celebra en este mismo momento.

    Entonces, sí, la verdad está allí, sí, la verdad es revelada. Pero la única verdad, última si puedo decir, o absoluta, está en relación, efectivamente, con el acontecimiento final, o el acontecimiento colectivo, si éstos son conjuntamente, poco importa.

    El acontecimiento final, ya se ha vivido en numerosos hermanos y hermanas, cualesquiera que sean las fechas, cualquiera que sea el tiempo. Estos hermanos y hermanas, que ahora viven la Beatitud, no pueden estar alterados más por ningún elemento de este mundo.

    Cualquiera que sea la pesadez o la gravedad de tu vida, o de la vida allí donde estás, comprobarás en aquel momento, que incluso esto no puedo molestarte más, o impedirte ser lo que Eres.

    En aquel momento, la Alegría es reemplazada por la Beatitud, por el Gran Silencio, allí donde ninguna palabra es necesaria, allí donde ninguna justificación puede ser aplicada, allí donde todo es perfecto.

    …Silencio…

    Bien amado, sigamos.

    — Otra pregunta:


    — En todas las informaciones que dieron; Bidi, María, las Estrellas, Omraam y Hermano K, hablan del choque que sucederá a toda la humanidad el momento llegado.


    — ¿Nos puede, por favor, decir algo más sobre este asunto, cuál sería la llave que nos permitirá sobrepasarlo y, esto también se producirá en todos los mundos?

    Nadie, digo bien nadie, y lo repito, podrá escapar de este acontecimiento. No tienen que prevenirse de ningún modo. Y sobre todo, no por cualquier preparación, de lugar, alimento, o protección. Ni por elementos que vienen de vuestra persona, sino simplemente acogiendo, abandonándose y dejando ser lo que ya está aquí. Es vuestro mejor modo de estar preparado para el acontecimiento.

    En el momento del acontecimiento, como ha sido ampliamente explicado, no habrá ninguna identidad. No habrá ningún mundo, estaréis en esta especie de éstasis, como ha sido llamado, sino que del mismo hecho de que la Alegría que ha sido vivida desde principios de la Ascensión el 14 de diciembre de 2017, os va a dar a vivir algo que se acercara más, no a la desaparición, sino más bien de la Beatitud, en su definición más noble. La misma éxtasis será pues una Beatitud colectiva.

    Sencillamente, porque la Anomalía Primaria ha sido quitada, sencillamente porque la Ascensión ha empezado hace muchos meses, porque es al final de esta forma de gestación, si puedo decir.

    No busquen el día, ni busquen la hora, como dije ayer, porque ya estáis de lleno. Y cada día es el día, para el acontecimiento individual, así como colectivo.

    Inclinense hacia vosotros. Todo el resto se hace efectivamente sólo. No tienen que anticipar nada, ni preparar nada, si no es lo más posible de soltar lo que la inteligencia de la Luz les muestra a soltar, aunque deba ser por la desaparición de la Alegría, temporal. Porque la Beatitud está justo después.

    …Silencio…

    Aprovecho además, para todos los hermanos y hermanas que siguieron, o no, como dijiste, todas estas informaciones que han sido aportadas, y no eran sólo informaciones, era ante todo una vivencia, más sin embargo, en cuanto al portador de informaciones, os incumbe hoy, no referirse más a cualquier pasado que sea.

    Evidentemente, y lo veis en vuestros cielos, la Confederación Intergaláctica está lo más cerca posible a su manifestación tangible y visible.

    Evidentemente, la llamada de María está todavía a vuestra puerta. Todo lo que se ha dicho, todo lo que ha sido vivido, todo lo que ha sido dado como informaciones, es estrictamente verdad. Por otra parte, como dije, les basta con ver lo que se ha dicho, hace unos hace cinco años, diez años, quince años, y reencontrarán exactamente y con precisión, lo que estáis viviendo en este mismo momento.

    Veréis entonces esto no como el medio de transformaros, sino en cierto modo, como una confirmación, una señal de lo que tienen a vivir en este momento.

    Pero vayan a lo esencial. Y este esencial, es soltar. Acepten de atravesar, acepten, lo que suceda, y la Alegría estará presente. Y justo detrás, la éxtasis y la Beatitud.

    No tienen que preocuparse de nada más, si no es lo que la vida en este mundo todavía os pueda pedir hacer, de respetar los compromisos que tomaron. Pero les aviso, que en cuanto la Beatitud les habrá tocado, no podrán componer más, de ninguna manera, con este mundo.

    Es por eso que es preferible que la Beatitud le toque, por pequeños toques, más que de una manera radical. Porque allí también, en cuanto viven la Alegría, como hace varios meses, y en cuanto que viven esta Beatitud, entonces en aquel momento, hizo su obra, reconociéndose, y dejado desaparecer lo que no se reconoce más, y lo que no tiene más lugar de ser, en este mundo como en todo mundo.

    — Una pregunta: ¿Seremos liberados de nuestros cuerpos carbonados, que nos hacen sufrir mucho, antes del gran acontecimiento, y cómo? Gracias por la respuesta…

    Sería deseable, para cada uno, de permanecer hasta el acontecimiento. Gracias por no dejar la escena final. Cada uno de vosotros se merece unos aplausos. ¿Y si no hay más espectadores, quién va a aplaudir? ¿lo veis?

    Pues no tengas prisa de perder tu cuerpo. Porque todo cuerpo estará perdido. Incluso el cuerpo de Eternidad. Esto llegará en su momento. Esto es ahora, como dije, pero no adelantes la Llamada, no adelantes el tiempo. Estate en el tempo del instante presente, y nada más.

    La Luz se ocupa de todo, ya que ella es lo que eres. Y no lo que crees, ni lo que vives a través de este cuerpo.

    Y lo repito, si la Beatitud que es sin embargo una referencia para vosotros como para cada uno, no si no lo viven, sino hasta través de lo que viven vuestros hermanos y hermanas que van a testimoniarlo con cada vez más naturalidad, allí también.

    ¿Qué quieren hacer… corroerse la sangre porque aún no lo viven? O bien simplemente leer, escuchar y frecuentar estos hermanos y hermanas, llamados ABBA, viven la Beatitud, simplemente para estar allí y resonar con ellos. No hay nada más a hacer. Todo el resto se hace solo. La desaparición de este mundo, como la desaparición de toda ilusión de creación.

    …Silencio…

    Y una vez más, lo repito, tampoco está prohibido, si sienten la necesidad de utilizar las herramientas del antiguo tiempo, que sea la química, que sean todas las técnicas energéticas, que sean todos los productos que existen sobre la Tierra. No hay contraindicación a eso, mientras que vuestro cuerpo esté presente. Pero todo cuerpo desaparecerá.

    Y más observarán alrededor vuestro, si no lo viven, a hermanos y hermanas en Beatitud, más comprobarán, allí también, una forma de cambio, inaudito.

    La Beatitud es prerrogativa de lo que fue llamado, en todas las tradiciones, la santidad. Esta santidad no es un juego, un traje o un rol. Es decir que en este período tan particular, cada uno es una Estrella, cada uno es un Anciano, cada uno es el Éter Primordial, cada uno es María y Abba, ya que cada uno es todo y puede ser cada parte del Todo.

    Pero no sirve de nada identificarse o apoyarse en cualquiera de estas resonancias. La más grande de las resonancias, es aquella que está más allá de los arquetipos.

    Hoy, más allá de Abba, es la Beatitud. Y simplemente escuchando, leyendo o visitando algunos hermanos o hermanas plácidos, sólo pueden volverse plácidos.

    La Beatitud no es solamente contagiosa, epidémica o pandémica. Es inmediata. Esto os parece tal vez un sueño por el momento, pero muchos, lo sé, desde ayer lo vivieron. Simplemente a distancia, escuchando, en directo o en diferido, se encontraron en esta Beatitud, sin poder explicarlo.

    Y eso, lo vais a vivir, y lo vais a hacer vivir sin decidirlo, ni desearlo, ni telefonearse, vais a comprobar que pensando en alguien, él se va a estar en Beatitud.

    Pero si este movimiento va muy deprisa, entonces para vosotros, esto hace una medida de tiempo que concierne al acontecimiento. Porque, cuanto más os vais a acercar, en términos hablo esta vez de horas y días, y no de semanas o meses, más vais a comprobar, aunque no lo vivan, que hay cada vez más hermanos y hermanas que expresan, cada uno con sus palabras, esta Beatitud.

    La Beatitud no puede ser comparada con la Dicha, que sea interior o exterior, la Alegría sin objeto, la Alegría desnuda como habíamos dicho, porque la Beatitud es el atributo de la santidad. Y esta santidad se acompaña de innumerables carismas que no tienen relación posible con los poderes del alma. El carisma esencial que es la posibilidad, por la intención solamente, por el pensamiento, de ser eficaz.

    La Beatitud, si prefieren, es otra octava de la Dicha, os lleva para aquellos que la vivirán antes del acontecimiento, y a lo más tarde en el momento del evento, durante la éxtasis, van a reencontrar el gusto a la Vida, y hastío profundo, cada vez más visceral incluso diría, hacia este mundo, no para huir de él, sino porque verán la cruda Verdad.

    Esta Verdad no necesita de visión. Es ante todo una percepción en vuestra conciencia del Yo Eterno, que se lo recuerdo; es el observador, ahora. En aquel momento, sabréis que estáis extremadamente cerca, en términos de tiempo, de horas o días, del acontecimiento.

    Los signos exteriores por supuesto, como se ha dicho y se confirman cada día, los acontecimientos climáticos, geofísicos, astronómicos, ligados a la Confederación Intergaláctica también, serán cada vez más… abrumadores, podemos decir.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Buenos días Abba, a todas y todos. Estoy muy feliz de unirme a vosotros. Hago vaivenes entre la a-consciencia y la persona ¿por qué? Quería permanecer en la a-conciencia. ¿Me podría aclarar sobre eso? Gracias, con todo mi Amor.

    Bien amada, me parece haber respondido antes a esta pregunta. Y les dije además que habrían muchas preguntas en relación con esto, sólo puedo responderte… precisa la pregunta para que se recupere el verbo mismo.

    — ¿Por qué hago vaivenes entre la a-consciente y la persona quería permanecer en la a-conciencia?

    Mientras lo quieras, no lo podrás. No hay que quererlo, ni desearlo, hay que acogerlo. Ves la diferencia de orientación de la energía y del pensamiento entre querer y acoger. Todo viene de allí.

    Quererlo es girar hacia el exterior. Es la voluntad, la volición. La acogida es girar hacia el interior. Es tan simple como esto. Entonces reemplaza el verbo «quería» por «acoge», y lo vivirás.

    En cuanto al ‘por qué’, lo expliqué suficientemente me parece, a través de las respuestas de antes.

    Hay también, a través de ese vaivén entre la a-conciencia y la persona, o entre la multidimensionalidad y la persona, una especie de consumación, que se traducirá allí también en una forma de hartazgo, o «estoy harto», como se ha dicho anteriormente, y esta fricción os va acercar aún más. A condición allí también, de que no busquen el ‘por qué ‘ y que lo atraviesen. Porque el ‘por qué’ corresponde siempre a una causalidad.

    La Luz no es una causalidad, es anterior a toda causalidad.

    …Silencio…

    Bien amado, sigamos.

    — ¿A qué puede corresponder el hecho de tener cada vez más necesidad de mucho de nada?

    Esto corresponde a la irrupción de la Beatitud. Esa necesidad de nada, no es una retirada de la vida, sino una entrada en la Vida.

    Es una retirada de vuestra vida y una entrada en la Vida. Y eso se celebra precisamente en este momento. Es decir que vais a comprobar, no un aburrimiento, sino realmente, el sentimiento real y concreto, así como es expresado, de realmente no necesitar nada. No es un juego de palabras.

    Porque no sois la Nada, y entonces no pueden necesitar nada.

    Es así como descubren que sois el Todo. No de otro modo. Esto se ha dicho y lo repito, no pueden ser el Todo, antes de haber sido la Nada.

    La nada, en otras palabras, es el Sacrificio. Pero sacrificio endulzado, en su formulación y en su presentación a cada uno de vosotros, justamente por la irrupción de la Beatitud.

    Una vez más, no esperen antes del acontecimiento, aunque estéis en Alegría, a vivir todos imperativamente esta Beatitud. Lo dije bien y lo repito.

    En cambio observarán si no lo viven, a vuestro alrededor, en los testimonios, en las preguntas, en los que se celebra, incluso con desconocidos que ya están en Beatitud.

    De la misma manera que vivieron las alegrías, las sonrisas, que atravesaban vuestra vida cuando estabais Alegres, la eficacia de vuestra Alegría en los hermanos humanos y hermanas. Lo mismo será para la para la Beatitud, y ya comienza a serlo igualmente.

    …Silencio…

    Bien amado, sigamos.

    — Viví el Amor desnudo, pero no la multidimensionalidad. ¿Esto se ha vuelto natural para nosotros, y será también espontáneo?

    Bien amado, la multidimensionalidad no es la finalidad. Ha sido en un momento dado el medio de acción en este mundo, con el fin de anclar la Alegría, y de anclar el Juramento y la Promesa.

    Hoy, allí también tendrán innumerables preguntas con respecto a esto. Hay muchos hermanos y hermanas que viven el Amor desnudo, pero sin haber pasados por la multidimensionalidad o la conciencia desnuda. ¿Qué importancia? El Amor desnudo nos basta ampliamente puesto que este Amor desnudo desemboca en la Beatitud que pone fin a todo sueño de la conciencia, incluso de la multidimensionalidad.

    No te falta nada. Diré que incluso para aquellos que han pasado directamente de la persona al Amor desnudo, sin pasar por la multidimensionalidad, o conciencia desnuda, son bienaventurados, porque ninguna trampa les ha sido puesta.

    No tienen ninguna posibilidad de identificación con una experiencia vivida en el seno de la supraconciencia. Sois aún más libres pues que aquellos que vivieron unos elementos en el seno del supraconciencia, porque no pueden estar atados a lo que no conocéis y lo que no vivisteis. Porque no podéis resonar a lo que no conocéis.

    Es el mismo principio que la resonancia en Abba.

    Conocemos a todos y todo Abba. No hablo de la forma, de la identidad, sino de lo que es anterior justamente, a la identidad.

    Lo que quiere decir también que las cosas van a volverse cada vez más simples en la pantalla de la conciencia y de la a-conciencia, ya que lo viven directamente. No necesitan más de intermediarios, ni de etapas intermedias, ni de estratos sucesivos que pasar, ni alguna puerta que atravesar. Solo tienen que ser. Y eso es accesible, lo repito, para cada uno. En cuanto no hay ningún deseo. Porque desearlo se traduce siempre en alguna parte en una voluntad de poder. Cuando el Amor no conoce el poder. Él sólo conoce la Verdad. En el poder, no hay ninguna verdad.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Ésta es una cuestión sobre la luna.


    — En cuanto a la luna, creo que nos gustaría tener detalles sobre lo que Aïvanhov nos había dicho, a saber que es un satélite artificial llevado allí. Como podríamos decir que abriga entidades, y si es el caso, si son de una constitución semejante a la nuestra. Gracias.

    Bien amado, la creación es una ilusión. Te responderé en función a vuestro estado de hoy en dia, y no según lo que pudo decir el comendador en 2015, o años anteriores.

    Te diré simplemente que este mundo es ilusión, es maya, y que no tiene ninguna sustancia. Entonces, que este objeto sea llamado satélite o que sea constituido de materia, o bien una nave de hojalata, no tiene en definitiva ninguna importancia.

    Esto no concierne a la Verdad. Esto no concierne a la Beatitud.

    Sólo puedo invitarte a no hacerte estas preguntas, tienes la total libertad y latitud, sino simplemente a no detenerte demasiado sobre este tipo de detalles, porque no te aportarán nada para vivir la Verdad.

    La Verdad se desencadena al interior, no depende de nadie. Ella no depende, por ejemplo, de saber si la luna está llena, o si es un satélite artificial, porque esto no cambiará nada en tu vivido, eso va a cambiar tu mental, nada más. Y no tiene ningún interés.

    No hablo para la persona, sino que desde ahora, me dirigiré cada vez menos a la persona, sino a lo que Eres. Y lo que Eres, no necesita para nada este tipo de informaciones.

    La Luna, hablamos de eso anteriormente, fue impactada. Poco importa por lo que fue impactada. Por supuesto, si nos referimos a la historia que ha sido contada sobre el origen de este mundo, y que les acompañó durante todos estos años, es evidente entonces que es el Arcángel Mickaël es quien ha impactado la Luna. La Luna está efectivamente profundamente ligada a los pueblos extraterrestres pero ante todo, al Astral, y a la ilusión.

    Mickaël ha impactado pues la Luna. Mickaël luego impactó Marte, incluso diría, que sea un meteorito o que sea una acción humana, de todos modos, el resultado es el mismo.

    …Silencio…

    La única pregunta que merece una respuesta, incluso diré aquí al nivel de los conceptos y de la comprensión, es la palabra Beatitud. Porque no es una palabra vana reservada a los santos. Es desde ahora algo que es accesible, en cada uno.

    Y no podrán dudar más. Por supuesto cuando lo vivirán, pero aunque no lo vivan, a través de innumerables testimonios.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Ayer nos mencionó las líneas temporales y especificado que algunas estaban en desfase. ¿Podría desarrollar, por favor?

    Bien amada, el desfase es constante. Cada individuo tiene su línea temporal. Habíamos dicho que las líneas temporales se unían para el tiempo cero. El tiempo cero está a vuestra puerta. La éxtasis, la Beatitud, el acontecimiento. Entonces la trama temporal, cada una, cada uno de entre vosotros tiene una trama temporal que le es propia. Pero a medida que el acontecimiento sea colectivo, no basta simplemente que sea colectivo para cada individuo del planeta, sino que sea colectivo con todas las conciencias. Y es lo que está sucediendo.

    Entonces las tramas temporales se alcanzan. La trama temporal es simplemente la historia que vivís, que vivieron y que tienen que vivir en este final del tiempo. Nada más y nada menos. Esto no llama otra explicación que esta. Cada uno sigue su camino, cada uno se abre a su ritmo, cada uno vive lo que tiene a vivir en función de la inteligencia de la Luz. Nada está retrasado, nada está adelantado. Todo está en su justo lugar, cualesquiera que sean las apariencias y cualesquiera que sean vuestras vivencias. Pero si esto todavía no les es accesible, rápidamente lo vais a ver y a vivirlo.


    …Silencio…

    Bien amada, sigamos, si tenemos tiempo para eso.

    — Sí, todavía tenemos tiempo. Entonces, es una hermana que tiene gatos y que habla de sus gatos:


    — A veces cuando mimo a mis gatos, tengo la sensación que soy atraída en un precipicio, incluso tengo vértigos. Después, hay otras dos cosas…

    La palabra precipicio invoca efectivamente de golpe a un vértigo. Prefiero ampliamente el agujero negro, que puede dar miedo pero que no activa vértigos.

    Pero hay efectivamente, en lo que describes en el contacto con tu gato, un contacto que se establece más allá de la apariencia y de la identidad.

    El acto de Amor, cuando acaricias a tu gato, te condujo a activar en ti el agujero negro. El agujero negro que está en el Corazón del Corazón, en el centro del pecho y de donde emerge el doble Toroïde. Sigue.

    — El otro día, uno de mis gatos que se llama Gabriel se sentó delante de mí y se puso a hablarme. No a maullar, no, a hablarme. Solo que, no entendí nada. Esa es la segunda…

    Bien amada, incluso un pez de colores puede hablarte desde ahora en adelante. Una brizna de hierba puede hablarte. El Sol puede hablarte. No es una ilusión, es la verdad estricta. Estáis todos dentro de unos y otros, pero no solamente en conciencia humana. Cada conciencia, incluso sobre esta Tierra, y también en vosotros.

    Entonces, del hecho que no haya más Anomalía Primaria, la resonancia y la comunicación, que no es más una relación, sino una resonancia así como la definí anteriormente, esta resonancia se hace de modo cada vez más natural, no solamente en el seno de la naturaleza o pueblos de la naturaleza, sino también con vuestros animales, pero con cualquier cosa o con quienquiera. La sensación de agujero negro es la aparición del agujero negro en ti misma.

    Atravesaste todas las capas de aislamiento y encerramiento, y entras en resonancia, lo que te muestra que no hay distancia entre ambos. Lo importante no son las palabras que pudieron ser dichas o escuchadas, sino la experiencia en sí misma.

    Pueden comunicar, entrar en resonancia y ser absolutamente todo. Pero les aconsejo de ser una sola cosa, es de ser nada. Porque en aquel momento, serán el Todo, de repente.

    Es decir, nunca haga fijación, ni en vuestra persona, ni en ninguna otra persona, ni incluso sobre alguna de los personajes de la historia, cualquiera que haya sido su importancia real, porque también deben atravesadlo.

    No pueden concebir más alguna autoridad exterior. Y no hay ni salvador, hay solo la Verdad que se restablece. No pongan distancia entre la Verdad y vosotros, yendo a imaginar o creyendo que hay que pasar por el Cristo. El Cristo no viene a salvarlos. El Cristo, es la matriz Crística. Ella se reveló a vosotros. Si esperan ver una forma o un cuerpo de carne, si este mundo continuara, habrían podido esperar eternamente.

    El Cristo está vivo en vosotros. La Fuente, Babaji, cuando estuvo encarnado, lo dijo. Había dicho: «El salvador está en ti, despiertalo».

    Yo se lo dije, el conjunto de la creación está en vosotros. Y no necesitan despertar todos estos arquetipos, todas las energías, todas las conciencias, sino justamente, para desaparecer de la conciencia. A ser nada. Y en aquel momento serán el todo.

    Pero no hagan particularismo o especificidad en cuanto a lo que viven, o en vuestras convicciones, con relación a tal entidad o tal personaje, histórico e importante. Porque sois ellos, y es la Verdad.

    Mientras adoran o mientras estéis en proyección hacia un exterior, aunque fuera realmente un maestro, o el mismo Cristo, no pueden ser libres. La única libertad no depende de nadie, ni de vosotros, ni del que creó vuestra forma, ni del que puso y pisó con sus pasos el suelo de Palestina.

    Veis, esta sencillez es ciertamente lo que da más miedo a la persona, y sobre todo a las personas espirituales, porque la Verdad es tan simple que no puede acompañarse de espiritualidad.

    La Verdad es tan simple que no puede acompañarse de ningún mundo. Es una verdad que no caduca, la Verdad absoluta, la que sois, más allá del ser, allí donde no hay más forma, ni salvador, ni madres genetistas, ni Métatron, ni Fuente y sin embargo, todo está incluido en esto, y es lo que sois.

    La inmovilidad es importante para mantenerse sin esfuerzo, en el centro del centro, allí donde el Ser encuentra el no-ser. Todo lo demás se hace solo. Todo el resto se hace sin nadie, y sobre todo no con un salvador, ni con un maestro, sino en vosotros-mismos.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Hay todavía una pequeña reflexión sobre un gato.


    — Puse en la pared una pintura que hice, Suri, otro de mis gatos. Lo sorprendí más de una vez sobre la mesa, mirando la pintura y dando la impresión que quería entrar dentro. ¿Qué puede decirme de este asunto, querido Abba? Muchas gracias.

    Quería estar dentro (Risas). Los animales también viven esta forma de acercamiento y de Amor. Nadie es eximido de este Amor.

    Tal vez lo comprobaron entre los animales, y en vosotros, domesticados y también en la naturaleza. Esto es real. Los animales como son llamados, también forman parte de vosotros y de nosotros, ellos están en nosotros.

    Y además en aquella época, me parece que el Comendador había explicado que los animales eran sólo unas parodias de los linajes estelares. En este sentido, sabéis que los gatos vienen de Sirius, que los leones vienen de Arcturus y que los animales son sólo una parodia creada por los Arcontes, pero dotados de conciencia y animados. Ellos están en vosotros, antes de toda cosa, y ellos son también vosotros. Entonces concede al gato, sin hacerte preguntas, la misma capacidad de entrar en resonancia, tal como la describí para mí, y para cada uno de entre vosotros.

    La resonancia es común. Es la resonancia de lo que es llamado el tiempo cero. Es decir el campo, último a-causal, que les reenvía la información del tiempo cero, que contiene la totalidad de cada tiempo, de todos los espacios y de toda la Creación.

    Propongo reemplazar el término ‘Creación’ por la palabra ‘Creado’, lo creado. Porque la creación, como saben, posee su contrario, no la destrucción sino la descreación. Lo creado es algo que es pactado y pasajero. En la creación, siempre hay historias. Los Ancianos y las Estrellas, así como la Confederación les contaron la verdadera historia, la historia de este mundo, para permitirles reencontrar el hilo, por la vibración de vuestra conciencia y supraconsciente, y finalmente quemando el hilo, de encontraros en lo que la persona llama este vacío y esta vacuidad, incluso esta sombra, pero que sólo es la Verdad sublimada de la Creación, y anterior a la creación.

    Sois pues en lo creado, pero no necesita más crear nada. La cocreación consciente, que es la expresión de vuestro Amor, no es una creación. Ella participa también en la iluminación, en la Verdad, y también en cierta medida en la descreación.

    Sacáis todo de vosotros. A fin de estar vacío.

    Que suceda por cualquier cosa, todo lo que debe salir sale. Que sea la risa, que sea la cólera, que esto sean sueños, no deben guardar nada adentro vuestro. Y sin embargo no tienen que echar nada. Solo tienen a dejar ser alumbrados lo que la inteligencia de la Luz alumbra, y dejarle trabajar en ti, a través de ti, pero no para ti.

    …Silencio.

    Frente a la Verdad, mientras crean actuar, no sois libres. Estáis en la conciencia pero no en la Verdad. Aquel que es libre no actúa. Él irradia y resuena, sin intención alguna, sin voluntad propia. Allí está la Beatitud.

    Sólo os puedo incitar a mirar del lado de algunos Ancianos como dije, y de ver lo que escribieron, vivieron o demostraron, en sus momentos de Beatitud. Porque es la misma cosa. Aunque las palabras sean diferentes, sólo traducen el mismo vivido.

    Mientras que el supraconsciente es manifestado, estáis sometidos al juego de la conciencia, a las experiencias, a las historias, a los papeles, a las funciones, incluso en el seno de la libertad de los mundos Libres.

    Y la libertad de los mundos libres no es la Libertad de la Verdad.

    Hay sólo una Beatitud, más allá de toda forma, que les arrebata más allá del éxtasis y más allá de la morada de Paz Suprema.

    En este momento, se reconocen como Luz original, en el seno del Éter Primordial.

    No pueden ser engañados más por una visión, o por cualquier experiencia que sea, ya no pueden ser atraídos más por una experiencia de la conciencia, en cualquier estrato que sea. Sois completos. Y de este completud, no puede salir nada otro, efectivamente que la Alegría, y sobre todo la resonancia y emanación, de la santidad. Todo lo demás os aparece y parecerá como algo tan superfluo e inútil.

    Se verán entonces tal como erais antes, en el personaje, incluso luminoso y bueno, en sus evasivas, y mecanismos de funcionamiento, y podrán entonces reírse de sí mismos, de haber pensado en ser este cuerpo y esta vida, de haber pensado deber evolucionar, o de tener que pagar cualquier karma que sea, o de tener que preservar cualquier privilegio que sea. Serán bienaventurados.

    Esto no es una promesa vaga, ni un hipotético futuro, es la Verdad que comienzan a vivir, y es la Verdad que es debida a cada uno. Porque es lo que Sois. Y a pesar del confinamiento, nunca fue posible forzar la conciencia a ir más allá de lo biológico.

    …Silencio…

    La conciencia necesita espacio, necesita libertad pero ella no es la Libertad. Y efectivamente, las circunstancias de este mundo que se vuelven lo que son, sólo pueden comprobarlo.

    Entonces concibo totalmente que la noción de estar harto, de ser despechados, de oscilar entre la a-conciencia y la persona, os pueda parecer en algunos casos; agotador. Pero les garantizo que la Beatitud va a poner fin a eso, durante el acontecimiento a lo más tarde, o desde ahora.

    Pero si esto va demasiado deprisa, hablo de la intensidad y la cantidad, entonces sabrán que la éxtasis está a vuestra puerta, el acontecimiento también.

    Es para vosotros, puedo decirlo, vuestra marca interior, es la aguja del contador que os indica donde estáis.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — No hay más preguntas escritas y nos quedan más o menos 20 minutos.

    Entonces bien amados, sois quienes escogen. ¿Tiene preguntas?

    — Hay una pregunta.

    Entonces, la escuchamos.

    — Nuestra hermana querría saber qué hay de la utilización del péndulo, los naipes, la numerología, sobre su uso y para qué nos sirve ahora.

    Querida, la pregunta no se hace más hoy en términos de utilidad o inutilidad. Ella se hace en términos de Beatitud.

    Cuando la Alegría está presente, no estás realmente disponible para utilizar un péndulo, ni los arcanos de naipe. Cuando la Beatitud estará allí, esta pregunta te hará sonreír, a tí misma.

    Claro que pueden utilizar lo que quieran. Incluso las herramientas del pasado. Pero en cuanto la Beatitud, tan pronto hayan vivido esto, no podrán mirar más ni un péndulo, ni una carta del tarot. Esto les parecerá tan caduco, tan arcaico, y tan ligado a este mundo.

    Lo que llamáis; simbolismo sólo las son ambas caras de la misma moneda, aquella de la ilusión. Entonces hay diábolo, lo diabólico y lo simbólico. Lo diabólico separa, lo simbólico une. ¿Pero qué une? ¿Qué separa lo diabólico? Lo que ya está separado y dividido en este mundo. Él une también en este mundo, pero solo en este mundo.

    Todo lo que citas puede tener alguna utilidad, sí, en relación a este mundo, pero ninguna que concierna lo que Eres. Es la mejor respuesta que te puedo proporcionar. Pero no hay ninguna objeción para quienquiera en utilizar estos medios que, les recuerdo, serán medios arcaicos. Ya es el caso para aquellos que están en Dicha y que realmente viven este Amor desnudo.

    Pero una vez más, no te impongas restricciones y haz lo que sientas. Pero puedo asegurarte que con la Beatitud, o incluso la éxtasis, no hay ningún deseo, ni de aprender, ni de leer, ni de utilizar lo que sea en resonancia con lo invisible. Porque lo invisible se hizo visible más allá del Astral. Cuando digo visible, no se trata de ver con los ojos, sino más bien de una visibilidad interior.

    …Silencio…

    Entonces te responderé: ama y haz lo que te gusta.

    — Gracias. Gracias Abba. Personalmente esto me hace sonreír. Pero sé que es una pregunta importante para algunas personas que no están allí.

    Totalmente. Y dije bien que, no hay ningún problema en utilizar la química, esto concierne a este mundo. Hasta ahora, efectivamente, era necesario utilizar su intuición, su péndulo, su misma reflexión, en relación a las poluciones de este mundo, a todos los niveles. Pero hoy sois invulnerables, sois insensibles a todo eso. Porque estáis bien encima de todo esto, y muy diferentes de lo que erais en apariencia.

    Hace un tiempo, muchísimo tiempo de hecho, el Comendador les había hablado de la rana en su boca, en el que se caldeaba su agua. Todo esto se ha acabado. Vuestra sensibilidad, aunque no perciban la energía o la vibración, es cada vez más fina, pasa por todos los canales posibles. Pero esta sensibilidad no es acompañada de una fragilidad, excepto para aquellos que creen todavía estar sometidos a eso, en sus sueños o en sus ilusiones, o en sus pesadillas. Pero en cuanto esto es vivido, entonces efectivamente sólo puedes sonreír.

    Porque el tarot, el péndulo, u otro instrumento, pretendían mitigar justamente a un cierto número de insuficiencias de vuestra presencia, en el seno de la persona, para poder entender directamente.

    Hoy, no hay más barrera, ni más filtros, ni más velos, y como todo está en vosotros, vosotros sois el péndulo, es todos los arcanos del tarot, y sois todos los signos astrológicos.

    Lo que se vive no concierne a este mundo, y sin embargo se vive en este mundo.

    …Silencio…

    — Hay una pregunta.


    — Desde un tiempo, no es cada mañana, nuestra hermana tiene los ojos que comienzan a hacer como los limpiaparabrisas… Pero sus ojos están cerrados… y es antes del despertador. En cuanto que la conciencia ve esto… El proceso se para y ella se despierta. Ella se acuerda que era un ejercicio que había sido dado o sea por Un Amigo, o sea por Omraam… Maestro Ram.

    ¿Un ejercicio, que consiste en qué?

    — A tener los ojos que se van, que van como un limpiaparabrisas, de la derecha a la izquierda y muy deprisa.

    De acuerdo. Es una técnica que es conocida en Occidente bajo otros nombres, que es considerada por favorecer la eliminación de algunos traumatismos emocionales. Efectivamente esto ha sido comunicado, hace unos años, concerniendo la capacidad de liberar a algunos engramas emocionales en vosotros, totalmente.

    — Esto viene solo, ella nos dice, que es espontáneo.

    Completamente.

    Por otra parte, les aconsejo globalmente en relación al tarot y a todo este tipo de preguntas allí, simplemente de no pedir una opinión exterior. Yo se la doy, pero sois quienes deben probarlo. Entonces por supuesto como dijo nuestra hermana anteriormente, esto no le concernía directamente a ella, sino algunos hermanos y hermanas que se preguntan en relación a eso, y es justamente a ellos que me dirijo.

    Traten de ser espontáneos, de no medir, de no diagnosticar, de no analizar. Traten simplemente de ser verdaderos y verán que no necesitarán más ni de análisis, ni de pendular, ni de cualquier visión ligada a la astrología o al tarot.

    Cuidado, no quiero decir por ahí que el tarot y la astrología sean unas herramientas nefastas, todo lo contrario. Digo simplemente que no verán allí más la menor utilidad, en cuanto la Dicha sea vivida.

    Allí también, se trata de ser verdadero. En cuanto perciban claramente que algunas cosas ya no les convienen más, y las vais a tener, de decidir, sino de no transigir con la Verdad que vivís, en relación a cualquier acción que sea, o a cualquier actividad que hagáis.

    Deben estar en total acuerdo con vosotros mismos. A partir de allí, es lo que decide, y no de decir: el Tarot, es malo, o está bien, o no es más de actualidad.

    Y en general, cuanto más vais hacia la sencillez, más sois verdaderos. Cuanto más alivian, más se vuelven ligeros. No necesitáis ningún equipaje, ni algún conocimiento, puesto que el conocimiento sólo es ignorancia.

    Como siempre, es vuestra vivencia y vuestra experiencia que os deben guiar en vuestra elección, en vuestras decisiones, y no una opinión exterior, aunque fuese el mío, fuera el del Tarot, o bien la astrología, poco importa.

    La respuesta está en vuestro Corazón, aunque no vivan la Dicha. Desalójenla de adentro vuestro, la conocéis, simplemente la olvidaron o ignoraron. Pero ella ya está allí, nunca ha desaparecido.

    Allí también, es una nueva forma de espontaneidad, que no tiene nada que ver más con la visión, la intuición o la clarividencia, sino que tiene que ser vista directamente con la inteligencia de la Luz.

    …Silencio…

    Bien amada, sigamos.

    — Quiero completar en relación a mi pregunta… porque nos fuimos sobre el Tarot, pero lo que me sucedió fue realmente algo muy espontáneo, que no escogí hacer. No es un ejercicio que escogí hacer. Me sucede algunas mañanas, y solo quería saber a qué correspondía.

    Entonces si es espontáneo, esto corresponde, del mismo modo cuando es algo que es activado sí mismo, a la necesidad de eliminar algunas emociones engramas, sencillamente, vinculadas al pasado, a las experiencias y a vivencias en esta vida. Y efectivamente, esto tiene un aspecto liberador, aunque sea espontáneo.

    — Gracias.

    Te recuerdo no obstante que existen anomalías de estos movimientos oculares llamados; nystagmus, que no tienen nada que ver con la Luz. Pero sólo un médico puede responderte a eso. A ti de ver si después de estos movimientos, te sientes liberada de algo, o no.

    — Ella dice que sí.

    He aquí, pues tienes tu respuesta.

    …Silencio…

    — Queda poco tiempo. ¿Hay alguna pregunta?

    Podemos parar, querida, como dije, entre las cuatro y media y las cinco.

    — Sí, creo que podemos parar.

    Entonces paremos. Abba permanece en lo que Sois, les digo hasta después de la pausa, hasta ahora.

    — Todos los Abba: – Gracias Abba, gracias.

    ***


    A través de Jean Luc Ayoun

    Les Transformations.


    Transcripción: equipo de transcriptores

    Traducción al español: Pierre Díaz
    ***

    Les Transformations, WordPress –

    Todas las publicaciones en Francés y Español, portugués. Audios, Vídeos.




    Bodas Celestiales – Madre Universal


    Soy La Realidad Absoluta del Ser


    Soy La Realidad Absoluta del Ser


    Madreuniversalblogspotcomco/

Vous devez être connecté pour répondre à ce sujet.